lunes, 18 de noviembre de 2013

LONDRES zona de KINGS CROSS - ST- PANCRAS

Zona de St. Pancrás: 
Estación de ferrocarril ubicada en el norte de Londres, 
en el distrito de Camden, 
junto a la estación de King's Cross














2 comentarios:

Alba Dicesi dijo...

No me había fijado que tenías este reportaje tan bonito de Londres. Son una fotografías magníficas. Conozco la ciudad y la verdad es que has conseguido plasmar toda su esencia. Vuelvo a Londres a finales de abril y procuraré conocer algún lugar más. Es una ciudad increíble. Quiero seguir visitando las afueras también...

Anónimo dijo...

Hace años me hospedaba ahí, en esa calle...Tan tranquila comparada con el bullicio de la avenida por dónde pasan los doble-piso. Y la primera noche, era ya tan tarde, que cené en una hamburguesería cercana.
Estaba en obras el gran edificio; una pena. Así mucho tiempo.
Pero me gustaban, no sólo sus bajos de los pequeños "hoteles-residencia" (patios sumergidos), también sus tabernas (pub, de esos tan vistos por Vigo, como marinos que son) con sus mesas de madera de campo en las aceras a su exterior...Por las noches, en un antro de esos, donde las cañas y pintas se sirven calientes y a golpe de timón, un borracho de los cojones me tiraba los tejos...Cuánto me reí si tenemos en cuenta que como hetero el tipo no era justamente amable. Tuvieron que sacarme a la fuerza del mismo, pues ya me había cargado a tres de cuatro mandobles...Y es que los borrachos ingleses son bastante aburridos y malhechores.
La dueña se disculpó y me invitaron a las pintas. Me gustaba mezclar inglés con castellano segoviano y hablándoles despacio pienso que, hasta me llegaron a entender.
Menuda mierda de hoteles tienen, incluso en esas calles y de la hostelería ni te hablo; no sólo no tienen ni idea de saber estar...Son todo cuentos y mitos.
Yo si caminaba perfectamente en fila de a uno por las aceras que me recorría todo London andando.
Para hoteles y atención, el país dónde vive el sol les da mil vueltas.
Ah, y los chinos, en el fondo, desprecian a todo quisqui...ni te cuento cómo desprecian a los negros; los tienen, los chinos a los negros, por seres inferiores y por eso se alisan el pelo...hombres también, no sólo las mujeres.
Pero lo mejor, al lado del curro, en el centro, aquel negro que preparaba unas paellas enormes en los bajos de una calle a la puerta de su establecimiento. Y no miento si te digo que me pillé una bici para moverme con mayor distancia a recorrer. Sabes qué, me jodía mucho tener que ir marcha atrás para circular por nuestra mano.
¿Los ingleses cómo son? Sí, hay de todo. Pero ellas suelen ser bajitas, feas y timoratas en cierta manera. A ellos los traté poco, pues en mi curro había pocos; ellas copaban los trabajos.
Pero engañan y su legislación es mala con los demás. Y si no mira cuando vienen aquí y luego denuncian lo que no ha pasado...De cabrones para arriba es poco. Lo que pasa que los que vienen, ala cambio de la libra, son lo peor de lo que hay allí.
Lo mejor, cuando me equivocaba e iba contra mano en la calle, con la bici. Lo que me reía poniendo el dedo en peineta. Me llamaban de todo pero ni se inmutaban.
¿Educados? Para nada; aunque yo era un gamberro...Y eso a mis compañeras les encantaba pues decían que me parecía a ellos en su humor; ácido, cínico y de mal criado pero adorable.
En fin, aproximadamente.
La ciudad y esa zona dónde residí durante tanto tiempo, preciosa y a sus gentes te acostumbras al poco. Son urbanitas como nosotros y esos se nota. Otra cosa es cuando vas a la campiña; ése es otro cantar.......Me acuerdo de aquella amiga, de tetas enormes, me encantaba estar con ella, y ella decía lo mismo de mí...Cómo la echo de menos...qué habrá sido de ella, si terminó divorciándose...Ah, qué adorable era...su regazo...Ah, ésa sí que era una matrona inglesa...Cómo las llaves. Yo ateo y ella anglicana.
Saludos